¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Comercio nieve en Ibi

por / Jueves, 02 mayo 2013 / Publicado enActividades tradicionales
Ibiantigua

El comercio exterior de la villa se realizó con diferentes localidades, puesto que la capacidad de producción de la zona de Ibi-Alcoy era elevada en comparación con otros territorios. Lamentablemente, es difícil realizar un seguimiento de toda la información al respecto, pero reuniendo los datos de diferentes archivos se pueden conseguir muchas pautas del amplio desarrollo de esta actividad.

Siempre sujeto a impuestos estatales y municipales, el desarrollo de la actividad gravó siempre el producto: derecho real sobre la Nieve y Naipes; el quinto de la nieve; el impuesto equivalente que gravaba la propiedad de los pozos y el fruto del comercio de la nieve; el pago de Censos Municipales y Arbitrios, entre otros y según la época.

http://fotosantiguasdeibi.blogspot.com.es/2008/11/helados-la-ibense-zamora-os-40.html

Del análisis que el Archivo de Ibi ha realizado se pueden observar que entre los Cabildos de 1739 y hasta 1756 familias como la Rico, Bartholomé y Joseph y sus sobrinos Domingo y Luis presentaron quejas por el equivalente. Sucede que se aplicaban cargas tanto a la propiedad del pozo como a su producción, lo que se consideraba exagerando puesto que ya sólo con gravar la producción extraída era más que suficiente a modo de impuesto.

Joseph Castelló informó en 1783 sobre las relaciones del municipio explicando que “el término de Ibi había asimismo diferentes pozos de nieve, y con la que recogen surten a Alicante, y su huerta, Orihuela y pueblos de su distrito, y en algunos años a Murcia y su partido, lo que enriquece a muchas familias del pueblo y mantiene a otras que entienden en el tragineo y conducción de la nieve”.

Se sabe del comercio con Alicante y que éste se surtía de pozos y ventisqueros de Aitana en el siglo XVIII, pero también se sabe que siempre estuvo unido al suministro de Ibi-Alcoy puesto que esta zona tradicionalmente fue la que abasteció a Alicante, ya que el contingente de pozos y la cuantía de su producción era el más elevado de toda la zona montañosa circundante, de hecho, muchas familias alicantinas invirtieron en pozos en la zona de Ibi-Alcoy, formaron compañías o se prestaron como fiadores para su explotación (véase por ejemplo la familia Rico y Picó). A su vez y no  menos importante para la época, existen referencias que Mallol destaca asociadas a la mala infraestructura de los caminos en la época y que, aún bajo esas condiciones, el camino de mayor trasiego era el que unía las serranías de Ibi y Alcoy con la ciudad de Alicante, y que no era sino una rama del camino hacia Valencia.

En el cabildo de 1666 se registra un acuerdo para llevar nieve a la Font de la Figuera con objeto de ofrecerla como agasajo a la Emperatriz Mariana de Austria.

Otro ejemplo que se puede rescatar sobre envíos de nieve es el caso de Orihuela entre 1677 y 1678, periodo en que comienzan a surgir rumores sobre la presencia de una extraña enfermedad de carácter contagioso: la villa de Ibi otorgó poderes a Gaspar Guillem para que enviases nieve a condición de que los que la transportan ‘resten acuarentados’.

Se tienen registros también que, con fecha 28 de agosto de 1669 se sirvió nieve a Villena, y que el 01 de octubre de 1673 Villena necesitó nieve para su uso en medicina, pidiéndola a Ibi también.

En 1719, intentando abastecer a la ciudad de “Billena con cincuenta cargas de 10 arrovas”, Frances Sirvent se niega a darla por menos de 10 sueldos por arrova y Lluis Rico la ofrece por 8 sueldos. “El cabildo, a efectos de minimizar los embargos que soportaba la Villa, intentando el favor del Sr. Intendente, a la sazón padre de D. Christoval Mergalina, vecino de la ciudad de Villena, acepta darla por 8 sueldos pagando del común de la Villa la diferencia que exigía el Sirvent”. 

Asimismo, existen otras referencias en los archivos de Alcoy, donde en Cabildo de 29 de mayo de 1722 se señala la necesidad de adquirir urgentemente nieve desde Ibi, puesto que sus reservas se habían agotado y al menos necesitaban cubrir las necesidades de los enfermos. De forma similar, también consta que el 19 de abril de 1724 Francisco Sirvent, vecino de Ibi, obsequia a Alcoy ‘quatro arrovas’ de nieve que ellos solicitaron para el refresco con motivo de la proclamación de Luis I, como Rey.

Aunque no es mucha la información, las pautas de lo que se expone señalan un comercio radial a la zona de Ibi que incluso, y en contadas excepciones, abarcó recorridos más extensos, todo lo cual implicó un gran dinamismo relacionado con la producción de nieve y hielo, cuya finalidad fue, principalmente, de carácter medicinal, como refresco o artículo de lujo. 

Volver al índice

Pozos de nieve en Ibi

4 Responses to “Comercio nieve en Ibi”

Deja un comentario

SUBIR