¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Abundancia del recurso e impacto ambiental (comercio de la nieve)

por / Miércoles, 27 marzo 2013 / Publicado enActividades tradicionales
Nevà Grossa

Abundancia del recurso

 El recurso de la nieve favorece la generalización de las cavas y el comercio de la nieve tan activo que se realizó entre los siglos XVI y XIX coincidiendo con la llamada “Pequeña Edad del Hielo” y que impuso en Europa un clima más frío y húmedo. La climatología influyó notablemente para hacer de este municipio uno de los dedicados a la artesanía del helado, en aquel tiempo la zona presentaba un índice de pluviometría elevado, entre sesenta y setenta litros por metro cuadrado, además también influyó la topografía del terreno.

 

Esta situación perduró hasta la tercera decena del siglo XX cuando al comenzar a instalarse las primeras máquinas productoras de hielo por métodos industriales, los pozos de nieve o cavas se liquidaron en apenas unos decenios, los del tránsito del siglo XIX al XX, desapareciendo súbitamente.

La gran nevada o “nevà grossa” de los días 25 al 27 de Diciembre de 1926 marcó el fin de la recogida de nieve en los confines de Ibi. En dicha nevada, la mayor que se recuerda en estos parajes, la nieve llegó a alcanzar una altura de 2,10 m medidos en la explanada que existe frente a la ermita de la Font Roja, en el Carrascal de Alcoy.

Nevà Grossa

 En 1940 y siguientes, como consecuencia de las dramáticas carencias de todo tipo y de las restricciones energéticas, algunos pozos fueron reabiertos de nuevo, pero fue un consumo esporádico y reducido a sus cercanías.

 En esta última época se pagaban 15 céntimos de peseta por cada 5 capazos de nieve llevados hasta la boca del pozo, con lo que se conseguían unos 11 reales (2,75 pesetas) por jornada. La recogida de hielo del interior de las cavas se remuneraba con 1 peseta al día y los viajes en mulo desde los pozos hasta Alcoy o Ibi valía 3 pesetas por viaje y acémila.

Impacto ambiental

 El comercio de la nieve es una actividad tradicional, que mantiene una íntima y obligada armonía con la naturaleza. Aprovecha un recurso natural -anualmente renovado- de manera muy sostenible. Pero estaba sometido a una dependencia climática. A escala anual, en forma de épocas de escasez, de problemas de abastecimiento o de nevadas históricas que llenaban las montañas de neveros y jornaleros. Nevadas como los días 5 y 6 de marzo de 1762, unas 1000 personas y 700 caballerías se aprestaban en el Carrascar de la Font Roja y en el Menejador.

 En la concesión que hace el Ayto de Alcoy a Bartolomé Picó en la Cava Coloma que antes menciono entre otras condiciones dice “…sito en término de esta villa de Alcoy, en la ombría del Carrascal, con facultad para recoger la nieve, en todo el continente de este término, sin perjuicio de los árboles de dicho Carrascal…” Ya se tiene en cuenta cualquier posible impacto que pueda acarrear esta práctica, sobre todo con la limpieza que se hacía alrededor para facilitar el acceso de la nieve al pozo.

Volver al índice

Modalidad de gestión

2 Responses to “Abundancia del recurso e impacto ambiental (comercio de la nieve)”

  1. [...] * Abundancia del recurso e impacto ambiental. [...]

Deja un comentario

SUBIR