¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Travesía de Sierra Nevada III

por / Miércoles, 19 octubre 2011 / Publicado enRutas, Sierra Nevada, Sistema Penibetico, Travesías
Alcazaba y Mulhacén en primer plano

Lo prometido es deuda, y después de un año, subo la aventura que tuvimos en Sierra Nevada. Si leisteis el Link anterior de la Travesía de Sierra Nevada II, podéis comprobar como era nuestro reto, y en esta entrada os hablaré de como transcurrió según mi experiencia.

Podéis ver en este video de 20 minutos la aventura vivida. Después del video os explicaré mi experiencia.

Espero que os haya gustado.

Primer día.

El primer día fue el trayecto hasta El Refugio de Postero Alto, que era nuestro punto de salida. Cogimos nuestro coche y desde Ibi nos trasladamos hasta Lanjarón que era nuestro punto de llegada de la travesía. Así que dejamos ahí el coche y empezó nuestra particular travesía en autobuses. Llegamos a la hora de comer justo y pillar el autobús que salía de Lanjarón para Granada. Allí en Granada nos tuvimos que esperar un par de horas para poder coger el autobús que nos dejaba en Jerez del Marquesado que es el pueblo donde se ubica el refugio de Postero Alto y al que teníamos que llegar. Una vez allí nos buscamos un Taxi Todoterreno para poder subir a dicho refugio. Como ya sabíamos estaba cerrado el refugio y ya lo teníamos previsto todo para poder por lo menos cenar algo de caliente. Montamos la tienda de campaña y poco nos dió tiempo de más, disfrutar de la noche en Sierra Nevada bajo el cielo estrellado.

Segundo Día.- Ref. Postero Alto – Laguna de Vacares.

Madrugón para comenzar el día, y ya cada uno nos preparamos nuestro desayuno. A mí se me ocurrió llevar para desayunar y ahorrar en la mochila sitio y peso, bolsitas de té y dos paquetes de galletas, por lo tanto mi desayuno fue un té y medio paquete de galletas. ¡Ahí es na! ¡peazo de desayuno! “pa” la ruta que nos esperaba.

Por el camino fui comiendo alguna barrita energética que otra y frutos secos, pero no tardó en llegar un pajarón justo en la Piedra de los Ladrones, que quizá eso y otras circunstancias, me marcaron esta travesía. Me entró una flojera que me “cagué” pensando en lo que me quedaba por delante.

Hicimos los primeros tres miles:  Cerro Pelado, Picón de Jerez, Puntal de Juntillas, Los  Cervatillos, Puntal de los Cuartos. Paramos a comer. Sacamos nuestros hornillos y a calentarnos nuestro plato de espaguetis. Aquí entró otra de mis circunstancias que marcaron esta travesía, no había manera de que me entrase los espaguetis para adentro, se me hacía una bola en la garganta y no entraba.

Después de comer, seguimos adelante para acabar los tresmiles que nos quedaban para ese día,  teníamos por delante que hicimos La Atalaya y el Pico del Cuervo. Nos dejamos, pues ya nos saliamos de la cuerda de la Sierra y del itinerario por decirlo de algún modo el Cerro de Mojón Alto, que aunque lo teníamos previsto, decidimos de no hacerlo, pues estábamos hasta la “po..” de caminar.

Llegamos a la Laguna de Vacares sobre las 6 de la tarde, y a colocar la tienda, descansar un rato, estirar, hacer la cena y a dormir. La Cena ya me costó también de que me entrase, y bueno cada vez que teníamos que recoger agua, lavar los cacharros u otra cosa, teníamos que bajar y subir “la pequeña” pendiente que daba a la Laguna, que no veáis como costaba.

Con la noche encima, veía el Puntal de Vacares que era nuestra primera subida al día siguiente, como una sombra amenazadora que me retaba y me instaba a abandonar, pues cuando a uno le duele todo y está cansado ya no sube tantos tresmiles como cuando se suben en el bar planificándolo todo.

En fin cuando nos fuimos al saco, llegó mi otra circunstancia que marcó esta travesía, el no dormir en toda la noche, pensando el itinerario a seguir pues teníamos dudas por donde teníamos que atajar La Alcazaba, además como en el primer año de los Pirineos me volvieron los fantasmas, pues estaba “hecho polvo” y de pensar lo que me quedaba no me sentía capaz.

Tercer Día.- Laguna de Vacares – Laguna de la Caldera

Cuando nos levantamos, yo creo que estaba peor que cuando me acosté, pero me hice el ánimo pues no había otra salida que seguir caminando. Para variar no me entraba mis galletas con mi ración de té, pues del nervio me hacía esa bola en la garganta que no me dejaba meterme nada. Antes de ponernos en marcha estuvimos hablando con dos grupos más que habían pasado la noche también en la Laguna de Vacares, y que también tenían dudas para poder atajar la Alcazaba, pues por el paso del Gran Vasar no se podía a no ser que llevásemos grampones.

Nosotros salimos temprano y empezamos a subir el Puntal de Vacares, para después dirigirnos hacia la Alcazaba, pasando antes por el Puntal de las Calderetas. Esta zona era una zona muy irregular y compleja donde en ocasiones se necesitaban las manos. Por fin llegamos a la base de la pirámide de la Alcazaba, o al Vasar Superior donde paramos a almorzar antes de ver por donde atacábamos. Allí nos juntamos con dos Sevillanos que nos alcanzaron y que también hicieron noche donde nosotros. Me pude meter algo para el cuerpo y mi compañero Amancio me dió una ampolla de glucosa.

Estábamos preparados para atajar, posiblemente la zona más “peligrosa” de toda la travesía. Pues íbamos a subir por un canuto que teníamos de referencia, visto desde fotos de Internet, pero ninguno de los que estábamos allí habían pasado o tenían claro por donde subir. Además el hielo que todavía quedaba y el peso de las mochilas agravaban la situación, pues era una subida donde el apoyo de las manos era necesario. No sé si fue la adredalina, la glucosa, o los frutos secos, pero subí como si estuviese acostumbrado a hacer eso todos los días, bueno subimos todos igual. Tuvimos nuestro momento de gloria allí arriba en la inexpugnable Alcazaba.

Después de unos momentos de respiro nos fuimos a ver el otro coloso de Sierra Nevada, no podía ser otro que el Mulhacén. Antes pasamos por el Puntal de la Cornisa. Aunque a partir de aquí tuvimos que cambiar nuestros planes, pues el hielo cortaba muchos pasos previstos por los que había que pasar. Tuvimos que desechar la idea de subir el Mulhacén por su cara Este y dejarnos el Puntal de 7 Lagunas por problemas de hielo, además ignoramos por completo el desviarnos al Peñón del Globo. Decimos junto a los Sevillanos, pues ya se unieron con nosotros todo el viaje bajar a 7 Lagunas, comer allí y luego subir por la cara Sur pues era el itinerario más asequible a pesar de ser más largo.

En 7 Lagunas comimos (bueno lo que se pudo) y descansamos, y a las cuatro de la tarde estábamos subiendo hacia el techo de España. Por fin alcanzamos el Mulhacén, que aunque no fue tan espectacular como la Alcazaba por la cara que lo subimos, se me hizo extremadamente largo y cansado. Debido al cansancio y la “debilidad” que tenía me emocioné en la cima y se me saltaron unas lágrimas. Después de las fotos de rigor nos dirigimos hacia el Ref. de la Caldera, ignorando por completo el Puntal de la Caldera y Pico Juego de Bolos, pues ya era tarde para emprender tal aventura.

Esa noche nos instalamos en el Ref. de la Caldera, y a comenzar el ritual de llegada, lavarse un poco y buscar agua para la cena (dichosas lagunas, porqué será que siempre están en hondo y no al mismo nivel). Ya más relajados propuse la idea de cambiar el itinerario de los dos días siguientes, pues aunque había gente más fuerte que otros, decidimos quitarnos de un plumazo los dos cerros que más alejados estaban de la cuerda de la sierra que eran Tajo de los Machos y Cerrillo Redondo y en vez de dormir en la Laguna de Lanjarón que nos pillaba a mitad de camino para irse a estos dos cerros, decidimos dormir en la Laguna del Caballo y hacer todos los tresmiles que nos quedaban.

Además ya nos habían advertido que había mucho hielo  para el día siguiente por el itinerario a seguir. Otra noche “casi” en vela.

Cuarto Día.- Laguna de la Caldera – Laguna del Caballo

Después de descansar, madrugamos para realizar otro día con muchas emociones.

Bajando al Refugio de la Caldera

Pico del Cartujo, Tajos Altos y al fondo el Cerro del Caballo

Etiquetado bajo: , ,

One Response to “Travesía de Sierra Nevada III”

  1. Hola, me ha gustado tu blog.

    Me gustaría que visites mi blog, y que me agregues a tu lista de blogs, de modo que los que me visitan a mi, te visiten a ti y viceversa.
    Mi blog es

    http://derechosdeloshombres.blogspot.com/

    Te pido que lo visites y consideres la posibilidad de que trabajemos en conjunto. Realmente creo que a mis lectores les hará bien leer tu blog, porque van a crecer y aprender mucho.

    Espero tu visita.

Deja un comentario

SUBIR