¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

¿Qué llevas en la mochila?

por / Jueves, 26 febrero 2015 / Publicado enEducación montana
Mochila

Con el título de este post, voy a hablaros del material que sería necesario en una salida a la montaña, en este caso para media montaña en cualquier época del año  y si contamos con alta montaña sería en terreno estival. Es decir no voy a hablaros de los materiales que sean necesarios para progresar en hielo, nieve, o en el que sea necesario llevar cuerda y otros accesorios de seguridad. Contamos solo para lo que nos haría falta para una salida de trekking de un día, en el que tampoco es necesario hacer noche.

Equipo

La ropa

Cómo es lógico, la época del año y la región en la que nos encontremos serán los factores más decisivos en nuestra elección. Hoy en día la tecnología ha hecho que exista ropa específica para según que tipo de actividades y en qué época. La norma principal es que nos proteja. El cuerpo del montañero/a debe encontrarse resguardado tanto del sol en verano, como del viento, la lluvia, la humedad… en otras épocas. Además deberemos cubrir con especial cuidado partes tan delicadas como los pies, las manos o la cabeza y llevar en la mochila prendas apropiadas en previsión de cambios climáticos.

Por lo tanto podemos utilizar la teoría de las capas: La experiencia nos demuestra que es mucho mejor llevar varias capas finas que una gruesa, no solo por la creación de barreras térmicas a base de aire entre las capas, sino porque además nos va a permitir poner o quitar más prendas según lo necesitemos. La estructura será la siguiente:

  • Prenda interior. Suele ser las llamadas camisetas térmicas, que será normalmente una prenda cómoda, que sea además transpirable.
  • Prendas intermedias, que pueden ser más de una. Suele utilizarse forros polares, aunque ahora están entrando con fuerza las prendas soft shell, que por un lado mantiene la calor y transpiran y por fuera suelen ser cortavientos.
  • Prendas exteriores.- Que será la que va a estar en contacto con el medio, por lo tanto nos protegerá contra el viento y la humedad. Esta capa  aislante del viento y la lluvia, debe ser transpirable y sobre todo impermeable.

En cuanto a pantalones existe una gran variedad, para tener una correcta elección siempre es bueno dejarse aconsejar por un profesional, hoy en día los pantalones están diseñado para  tener gran movilidad. También están utilizándose cada vez más las mallas, pues son prendas calientes, que se ajustan al cuerpo y te dan gran movilidad. Consejo; aunque sea verano, si no tienes clara la ruta a donde vas, o te toca ir campo a través, es preferible un pantalón largo, sobre todo por si se pierde la senda y tienes que pasar por entre un buen ejemplo de nuestra vegetación mediterránea con sus aliagas, coscojas y demás… También hay una gran variedad de pantalones desmontables.

Calcetines, igual, existe gran variedad que según la actividad a realizar y época del año será recomendables unos u otros, la experiencia nos va indicando que nos va mejor. Decir que hay desde algodón, lana termógena y fibras sintéticas. Lo importante es, a fin de cuentas, que se ajusten al pie sin comprimirlo, que sobresalgan con holgura por la parte superior de la bota y que no formen arrugas que provoquen incomodidades y ampollas. También es recomendable llevar unos de repuesto.

Bota

Botas de montaña o Trekking.-  Las botas quizás sea la parte más importante del equipo para poder realizar la práctica de esta actividad, porque es la que evidentemente está en contacto con el suelo dependiendo las características de este (vegetación, pedreras, caminos, rocas, nieve…) por lo tanto no  voy a valorar aquí el uso de zapatillas y sandalias o en el otro extremo como pueden ser modelos pensados para el alpinismo y la alta montaña invernal.

Existen multitud de modelos en el mercado y se distinguen unas de otras por el material de fabricación (piel, fibras sintéticas o ambas) y por su impermeabilidad-transpirabilidad (si llevan membrana). No voy a entrar a valorar los materiales pero si en las recomendaciones a la hora de adquirir unas botas:

  • En este caso hablo de mi propia experiencia. Ojo al elegir la talla, por lo normal en mi caso suele ser algún número más grande que el que utilizo en el calzado normal, aconsejo cuando tengas pensado comprarte unas botas, acudas a la tienda con unos calcetines que vayas a utilizar también para el trekking o por lo menos de similar grosor. Si al probártelas no lo tienes muy claro, saca la plantilla de la bota y coloca tu pie encima, ajusta tu talón con el talón de la plantilla, deberá de sobrarte un dedo por lo menos por delante. Si te las compras muy justas a la hora de los descensos te harán daño en los dedos. Por otro lado el talón deberá ir bien sujeto, pues evitaremos también los rozamientos de este en las ascensiones (comprueba también la horma de la bota)
  • Cuanto más rígidas sean las botas, más te costará “domarlas”. Evita realizar una ruta larga y complicada la primera vez que te las pongas.
  • Si te las compras de caña alta te protegerá el tobillo, conservará más el calor y evitará la entrada de humedad y objetos no deseados. La caña baja ganará en movilidad y ligereza prescindiendo de la protección del tobillo.
  • La amortiguación aumentará el confort y disminuirá el estrés de la columna vertebral y el desgaste articular de las rodillas.
  • La suela deberá combinar resistencia con adherencia.

Ahora pasamos con la mochila y el material a llevar, siempre pensado en que la actividad es para un día y en media montaña.

Mochila.- Con una mochila de hasta un máximo de 40 litros nos sobra para transportar los materiales que necesitamos. A tener en cuenta en una mochila independientemente de su capacidad, es su sistema anatómico para la espalda ajustable tanto en hombros, pecho y lumbares, de esta manera la mochila se adhiere a nuestro cuerpo para crearnos más estabilidad, acolchados para que sea más cómoda. Cintas de compresión exteriores para poder transportar algunos objetos, y bolsillos exteriores. También estaría bien que tuviese un forro interior que en casos de lluvia pudiese proteger todo nuestro material.

¿Pero qué necesitamos llevar en la mochila para salir a la montaña un día? ¿Con el bocadillo y una “botellita” de agua nos sobra para dar una vuelta? ERROR si se piensa así.

Un bonito paseo por la montaña se puede convertir en una “penuria”  o puede ponernos en serio peligro nuestra seguridad en casos de que nos cambie las condiciones del tiempo, un pequeño percance como la torcedura de un tobillo, una mala previsión de la ruta que nos extravía o es más larga de lo que creíamos. Tener un problema en montaña no es lo mismo que tenerlo en medio de nuestro pueblo o ciudad, en la montaña igual no hay nadie que te pueda ayudar en ese momento, con las correspondientes consecuencias.

pirineos 098

Por lo tanto vamos a clasificar en cuatro grandes grupos lo que deberíamos llevar siempre o casi siempre en nuestra mochila, independientemente de que le demos uso o no.

  • Alimentación e hidratación
  • Material de Protección de las inclemencias del tiempo.
  • Material de Comunicación e Orientación
  • Material de Prevención

Antes de empezar con estos cuatro grandes grupos hablaremos también de los bastones para caminar, pues son un excelente apoyo a la hora de una larga caminata ya que reparte el trabajo, esfuerzo y peso también a los brazos por lo que nuestras piernas responderán mejor y no se cargarán tanto, sobre todo las rodillas.

Alimentación e hidratación.

  • Agua.- El agua es indispensable llevarlo porque nuestro cuerpo tiene que estar permanentemente hidratado ya que en la montaña se suele perder bastante agua de nuestro cuerpo a través del sudor.  Un cuerpo bien hidratado sufre menos de lesiones. La cantidad a llevar depende de cada uno, yo suelo llevar siempre un litro y medio tanto en invierno como en verano, si la ruta va a ser de todo el día seguramente nos hará falta más cantidad.
  • Bebida isotónica.- Cuando es una actividad de toda la jornada y además las temperaturas son altas, se suele sudar mucho más, y con esa sudor se van muchas sales vitales de nuestro cuerpo, con una bebida isotónica se recuperan  dichas sales.
  • Comida.- Aquí no entro en valoraciones, ya que cada uno tiene sus preferencias por la comida. Lo que si que es aconsejable además de llevarte el bocata para el almuerzo, es haber desayunado bien previamente y llevarse alimentos de rápida asimilación y energía por si nos hace falta, sobre todo frutos secos, chocolate y dátiles, ahora están los geles y barritas energéticas que te pueden sacar de algún apurillo.
  • Utensilios.- Mínimo llevar una navaja multiusos. Luego a gusto de consumidor, hay quien toma café, otros prefieren llevarse su bebida espiritual… Está claro “El que al campo va, lo que lleve comerá”…
  • Bolsa de plástico.- Para llevarse todos los desperdicios y residuos, la montaña hay que dejarla como nos la encontramos.

Material de protección de las inclemencias del tiempo.

  • Chubasquero.- Para protegernos de la lluvia, hay quien prefiere llevarse un paraguas.
  • Gorro o gorra.- Un gorro de lana está bien para protegernos del frío, tenemos que saber que más del 50% de la calor se pierde por la cabeza. También en verano es bueno proteger nuestra cabeza de una posible insolación por lo tanto es bueno llevar una gorra.
  • Pasamontañas. Para cubrirnos cuello y cara.
  • Guantes. Son también imprescindibles en invierno, no es muy aconsejable ir por terrenos irregulares con las manos en los bolsillos, además vienen muy bien para llevar los bastones.
  • Gafas de sol.
  • Protector solar y labial. El sol en la montaña es mucho más nocivo que a nivel del mar, ya que los rayos solares tienen menos atmósfera que atravesar, es pura lógica.
  • Alguna prenda de repuesto.- En mi caso particular, suelo llevar una camiseta de repuesto, ya que a veces por las circunstancias que sean suelo sudar más de la cuenta, y en algún momento he necesitado cambiármela para tener el cuerpo seco y caliente. También depende mucho de la época. Hay también que suelen llevar otros calcetines.

Material de Comunicación e Orientación

  • Móvil. Imprescindible llevarlo siempre encima e imperdonable si no lo llevamos si encima vamos a salir sólos a la montaña. A ser posible con el cargador lleno e utilizarlo lo menos posible (siempre podemos llevarnos una cámara de fotos). Es interesante que en caso de emergencia lo tengamos en buenas condiciones, podría ir también guardado dentro de una bolsa de plástico.
  • GPS.- Es el mejor aparato a la hora de marcarnos una ruta, sobre todo en casos de niebla en el que no conseguimos orientarnos.
  • Mapa y brújula. Yo soy de la antigua escuela y prefiero llevarme un plano y una brújula para orientarme. En cuanto a la brújula hay que saber usarla, sobre todo en días de poca visibilidad, pero lo que yo aconsejo siempre es llevar pIMG-20150226-WA0000or lo menos el plano de la zona donde vayamos a visitar. Además pienso que es imprescindible, igual que cuando vamos a visitar una ciudad  y lo primero que hacemos es ir a una oficina de turismo a que nos dejen un plano para poder movernos por esa ciudad, igual tenemos que hacer con un mapa de la montaña a visitar. Hay que aprender a interpretar un mapa cartográfico pues nos facilita mucho la planificación de la actividad, calcular tiempos, distancias, desniveles, podemos estudiar rutas alternativas, evitar las posibles dificultades, o por lo menos saber el nivel de esfuerzo y exigencia al que nos vamos a enfrentar. Como particularidad, el hecho de estudiar un mapa los días previos a la ruta, te hace estar de antemano ya en la montaña.

 

Material de prevención

  • Botiquín.- Es necesario llevar un pequeño botiquín para poder atender cualquier percance o accidente en montaña, o por lo menos para realizar un primer auxilio antes de que lleguen los profesionales. Voy a poner lo necesario que debe llevar sobre todo para rutas de dos o más días. Debería estar compuesto como mínimo de: Analgésicos, antihistamínicos, antibióticos, pastillas contra la diarrea y el estreñimiento, somníferos, pastillas para la fiebre, esparadrapo, vendas, betadine, suero fisiológico, guantes y tijeras. Yo suelo llevar también una pequeña guía de primeros auxilios.
  • Manta térmica.- La manta térmica es necesaria para proteger a una persona herida o no, o bien del frío, o bien de la calor. La parte dorada absorbe el calor y la plateada lo repele.
  • Frontal.- Se nos puede hacer la ruta más larga de lo normal, o nos podemos extraviar,  con la consecuencia de que se nos haga de noche
  • Silbato.- En cualquier momento nos puede servir para pedir ayuda, evitando así gritar.
  • Mechero, vela.- Por lo que pueda pasar, no está demás llevarse cualquier cosa que nos sirva para hacer fuego.
  • Material de reparación.- Aguja e hilo, imperdibles, algún cordino, pegamento…

BotiquínMultiusos

 

Cada uno tiene su propio criterio a la hora de qué llevar en la mochila, la formación y experiencia le hace a uno llevar unas cosas u otras, también la época del año en el que estemos y el tipo de montaña a la que vamos a subir. Habrá de los que piensen que son demasiadas cosas, y para otros faltará algo. De todas formas siempre podéis consultar con un profesional de montaña o buscar bibliografía sobre el tema.

Este vídeo de la Escuela Española de Alta Montaña os puede servir de gran ayuda:   La Mochila

Ah, se me olvidaba, además de todo esto no olvidemos siempre de llevarnos la cartera con nuestra documentación y claro está habrá que llevar unos “eurillos” para poder invitarnos después de una dura y bonita jornada en la montaña.

 ” Este post ha sido patrocinado por VanAndGo.com, tienda online de accesorios para furgoneteros”

Etiquetado bajo: , ,

Deja un comentario

SUBIR