¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Geología Sierra Mariola

por / Jueves, 19 marzo 2015 / Publicado enMontañas Alicantinas
100_8551

Enorme masa calcárea que tiene su origen en el cretácico, cuando la zona coincidía con el borde de una cuenca sedimentaria marina, destacan importantes yacimientos paleontológicos como el de la Querola, así como afloramientos de materiales (arcillas) ya propios del triásico, del Keuper. Los procesos cársticos (disolución de la roca caliza por el agua) han determinado mayoritariamente la morfología actual de la sierra, con formaciones emblemáticas como el Barranc del Cint o la cueva de la Sarsa.

La Sierra de Mariola constituye un gran anticlinal que está incluido dentro de las Cordilleras Béticas. En su extremo más oriental, correspondería a lo que ha venido a denominarse Prebético externo, tanto por sus facies neríticas como por el estilo estructural. Sin embargo, al oeste de Alcoi, son visibles depósitos Paleógenos, dominio costero e incluso lagunar, definidores del Prebético interno. Por ello, puede afirmarse que en Mariola se produce el contacto entre ambos dominios sedimentarios (Gualda, 1988).

CorteGeológicoMariola

 

Dibujo de Clara Eugenia Gualda

A lo largo del tiempo geológico Mariola no ha estado siempre igual, de una manera simplificada vamos dividir por tiempos geológicos las diferentes etapas de la sierra:

Entre 237 y 213 millones de años en el período Triásico.- Las rocas más antiguas que afloran en la actualidad en la sierra son yesos y arcillas rojas (Keuper). En ese período todos los continentes estaban unidos formando Pangea. La litoestratigrafía es la clásica de arcillas verdes, rojas y yesos trabeculares intensamente coloreados y niveles dolomíticos de tonalidad oscura.

Hace unos 160 millones de años en el período Jurásico.- Pangea se fractura en un bloque Norte y otro Sur, originando el espacio actualmente ocupado por el mar Mediterráneo. La vertiente occidental de Mariola se corresponde con una zona de plataforma marina caracterizada por su escasa profundidad y poca sedimentación. Las rocas que se depositaron en este período se localizan en la zona conocida como la Lloma cerca de Muro. Se pueden encontrar algunas especies fósiles como: Olcostephanus alcoyensis, Anchispirocyclina lusitanica y Clyclipeina jurásica.

Hace unos 125 millones de años en el período Cretácico.- Se consolida la abertura del Mediterráneo y las características marinas de la entonces Mariola se van acentuando. Se formaron la mayoría de rocas que hoy en día podemos encontrar en la Sierra. Se pueden encontrar fósiles Amonnites del género Phylloceras, también podemos encontrar Balanocidaris daderi y Pulchellia mariolae.

Hace unos 70 millones de años.- Tras el largo período de estabilidad que supone la Era Secundaria, se vislumbran a finales del Mesozoico y durante el Paleógeno, antes del inicio de las transgresiones y regresiones miocenas, los primeros indicios de inestabilidad tectónica en la zona. Tienen lugar las primeras arrugas sobre el paquete sedimentario mesozoico, que provocan una estructuración inicial, antes de la llegada de la fase orogénica principal. La zona queda configurada a modo de isla, que actúa como umbral topográfico, de dirección NE-SW.

Hace unos 42 millones de años en el período Eoceno Superior.- Al producirse el acercamiento de las placas africana y euroasiática, continua formándose el citado anticlinal.

Posteriormente el plegamiento se intensifica y durante el Mioceno superior tiene lugar la emersión definitiva de la zona, bajo la influencia directa de la actividad halocinética de los materiales plásticos basales, coincidiendo con el resto de las sierras pertenecientes al Sistema Bético.

GeologíaMariola

Dibujo de Clara Eugenia Gualda

Hace unos 11 millones de años en el período del Mioceno.- Queda definitivamente emergida y se originan grandes depósitos de calizas, dolomías y margas, que ocupan las depresiones originadas por la formación del anticlinal. El mar abandona totalmente la sierra por la vertiente sur, al final del período. En este período se pueden encontrar algunos fósiles indicadores como: Clypeaster scillae, Operculina complanata, Anphisteginas, Melobesias, Coralarios y Briozoarios.

Durante el Período del Plioceno.- Se pueden encontrar depósitos de arcillas rojas con conglomerados intercalados en la matriz. Durante este período aparecen algunos valles inundados. Se formó un yacimiento importante de lignitos en las zonas lacustres cerradas que dio lugar posteriormente a su explotación en el Puntal de la Mina, término municipal de Alcoy.

Últimos 2 millones de años en el Cuaternario.- La sierra sufre una serie de reajustes tectónicos, de los cuales los más importantes son los provocados por las rocas triásicas subyacentes. Los depósitos cuaternarios, se encuentran encajados en depresiones ocupadas por sedimentos neógenos, y que en ocasiones presentan conos de deyección y los depósitos de ladera. Todo este proceso completa el desarrollo de la sierra y provoca la complejidad estructural que actualmente presenta Mariola tal y como la conocemos.

En este período dominan en la superficie terrestre los procesos destructivos frente a los procesos constructivos, de modo que los agentes meteorológicos actúan suavizando y modelando el relieve de la sierra. Estos procesos vienen determinados por la naturaleza calcárea de los materiales originales, y lo podemos diferenciar entre erosión mecánica y erosión química.

Erosión mecánica.- Es la producida por el agua al penetrar en el interior de las grietas de las rocas y la gran diferencia térmica que la caracteriza (congelación, descongelación) permite agudizar la fracturación de las mismas, este tipo de erosión lo podemos encontrar donde están las pedreras. El efecto erosivo producido directamente por las precipitaciones, junto a los acentuados desniveles, facilita los torrentes que arrastran parte del suelo y que luego es muy difícil recuperar, sobre todo en ausencia de una buena cubierta vegetal que actúe como una barrera de retención.

Erosión química.- Se pone de manifiesto cuando el agua cargada de anhídrido carbónico disuelve las rocas calcáreas y da lugar a una superficie y un subsuelo característicos. A este tipo de erosión se le conoce con el nombre de kárstica, que ha actuado y actúa de forma muy intensa en el paisaje mediterráneo de naturaleza calcárea. Se caracteriza por el elevado grado de fracturación por carbonatación y disolución de la roca, que facilita la penetración de agua al interior de la misma.

TipoRocaMariola

Entre las manifestaciones superficiales más destacadas se pueden señalar las dolinas y a una escala menor los lapiaces muy frecuentes en zonas elevadas, como alrededor del Montcabrer. También se tiene en cuenta la importante red de cuevas, este karst interno se encuentra relacionado con la circulación subterránea del agua y con la surgencia de esta a la superficie por medio de las fuentes.

Bibliografía:

La Serra de Mariola de la “La Carrasca”  Colla Ecologista de Alcoi.

Plantas Medicinales de la Sierra de Mariola.- Universidad de Alicante (Antonio Belda Antolí, Francisco J. Bellod Calabuig)

Podréis encontrar más información en el trabajo realizado por Clara Eugenia Gualda Gómez de la Universidad de Alicante del año 1988 LD848680907X9175337

 INICIO SIERRA MARIOLA

Deja un comentario

SUBIR